Garabato del dia

Flamingo

Be the First to comment. Read More
Garabatos

Me gusta dibujar

Tan solo necesito un primer post, los demás llegarán solos.

Reviví mi dominio, instalé wordpress.

¿Y ahora?

Faltan 59 minutos para que termine el día.

We can do this.

He empezado este blog muchas veces, y otras tantas lo he dejado olvidado.

Pero al menos hoy, les puedo decir una cosa que he aprendido de mi mismo.

Me gusta dibujar.

*Aplausos*

Hace un año inicié en mi actual trabajo, de los mejores trabajos que he tenido hasta ahorita. Pero algo diferente que también empecé a hacer hace un año, es ir a terapia.

Ahí está, lo dije. Salí del closet del “no quiero que la gente sepa que voy a terapia porque van a pensar que estoy mal de la cabeza”.

Pero hace un año pensaba que sufría depresión, y digo “pensaba” porque después descubrí que las personas que viven con depresión sufren mucho más de lo que me puedo imaginar en este momento. Entonces, hace un año no le encontraba sentido a la vida en absoluto, iba al trabajo porque, bueno, de algún modo se tenían que pagar esas deudas. La vida era esta cosa insípida que no hacía mucho clic conmigo.

Entonces algo andaba mal, pero no tan mal para recurrir a drogas o algún otro recurso más lamentable, digamos que mal pero lo suficientemente bien para aceptar que necesitaba algún tipo de ayuda, así que decidí ir a terapia.

No hablaré mucho sobre la terapia en sí, quizá después, más quiero hablar de lo que descubrí.

Me gusta dibujar.

Eso es todo, lo único que tenía que hacer para darle una vuelta a mi vida era dibujar.

Toda mi vida siempre he estado en búsqueda de ello y siempre lo tuve conmigo, papel y pluma.

Nunca necesité más

Pero crecí y aprendí a desear estilos de vida que no eran míos, a intentar cumplir expectativas que no eran mías. a intentar vivir vidas que no eran mías.

Olvidándome del dibujo y la pintura.

Pues resulta que mi cerebro, como el de todos, es una máquina complejísima, la cosa más difícil de entender para los seres humanos hasta ahorita. Dentro de él viven miles y miles de millones de circuitos interconectados unos con otros, trabajando a la velocidad de la luz para hacer funcionar los pulmones, los músculos, las emociones, el lenguaje, la capacidad de aprender… Todo lo que me hace a mi, un ‘individuo’, está en el cerebro. Podríamos llegar a argumentar que el cuerpo incluso es ese vehículo que lleva a mi cerebro de un lugar a otro, y que toda mi persona está en lo que forma ese mismo cerebro.

En fin, decía, es una cosa impresionante y que no entendemos a ciencia cierta como funciona.

Lo que si les puedo decir, que este año descubrí que hay una parte de mi cerebro, alguna serie de circuitos perdida entre tanto cable, que si no dibujo no funciona.

Y si eso no funciona, el resto del sistema colapsa y la vida deja de tener sentido.

Así pues, que aprendí que me gusta dibujar y eso es simplemente algo que es parte de mi.

Y si no dibujo, no soy yo. Y punto.

Bueno, por eso ahora dibujo.

He revivido este blog para contarles y compartirles lo que hago. Ya les iré contando, pero más que escribirles, iré dibujándoles.

 

Be the First to comment. Read More